wuermer kaninchen
Oxiuros/colas de pera: las hembras excretadas sólo son visibles
en el caso de un alto grado de infestación. Las hembras ponen los huevos de los gusanos en la piel del conejo.
en los excrementos de los conejos.

La infestación más frecuente de los conejos, es  una lombriz redonda (Passalurus ambiguus), pero también hay otras infecciones por lombriz estomacal (Graphidium strigosum), Trichostrongylus retortaeformis, Strongyloides spp. y Trichuris leporis, muy raramente también tenias (Cittoteania, Mosgovoyia y Ctenotaenia), gusanos chupadores/trematodos (Fasciola hepatica/Dicrocoeliumdendriticum) y gusanos pulmonares (Metastrongylus, Protostrongylus).

Diagnóstico: ¿Cómo puedo reconocer una infestación de gusanos?

La infestación por gusanos se detecta mediante una muestra fecal, para esto se recolectan las cacas de al menos tres días, ya que los gusanos no son expulsados todos los dias. La infestación por gusanos suele detectarse durante los exámenes fecales rutinarios (huevos de gusanos o lombrices), ya que muchos conejos no muestran síntomas. Las lombrices enteras sólo se excretan cuando hay un alto nivel de infestación, muéstrelas a su veterinario y podrán ser tratadas directamente sin necesidad de una muestra fecal.

Un „control de parásitos“ anual es muy importante para que se detecten los parásitos en una fase temprana y también para que las vacunas funcionen correctamente, ya que una fuerte infestación de gusanos puede influir en el efecto de la vacuna. Las muestras pueden entregarse al veterinario. En el laboratorio, las heces de los conejos se examinan mediante un procedimiento de flotación, para el que se necesitan tres días de heces recogidas. Además, para excluir una infestación de gusanos de forma más fiable, debe tomarse una muestra con cinta adhesiva de la región anal. Por desgracia, a menudo hay muestras de heces que no contienen huevos o gusanos, aunque los conejos estén afectados. El tipo más común de gusano, Passalurus ambiguus, no siempre es detectable en las muestras fecales, el diagnóstico de este tipo de gusano es más fiable si no solo se entrega una muestra de cacas sino también se entrega un pedazo de cinta adhesiva de la región anal.

Ei von Trichostrongylus retortaeformis zweite AN 300x238 1
Las muestras fecales periódicas ayudan a los animales, ya que se pueden detectar los gusanos y tratarlos a tiempo. Foto: Dr. M. Hallinger, exomed

Nota Gusanos pulmonares (en caso de síntomas respiratorios): En el caso de los pequeños gusanos pulmonares, que son muy poco frecuentes, el método de emigración es adecuado para detectar las larvas en las heces.

Nota sobre los parásitos hepáticos (para la enfermedad del hígado): En el caso de los parásitos hepáticos, que son muy poco frecuentes, el método de sedimentación es adecuado para su detección.

Consejo práctico

Para guardar la prueba y así poder darla al veterinario, basta con una muestra de unas cuantas bolas de heces de tres días consecutivos introducidas en un tubo. Para la muestra con cinta adhesiva, basta con pegar un trozo cinta sobre el ano, presionarlo firmemente y luego despegarlo y pegarlo en un cristal de soporte para el microscopio. Los tubos de excrementos y el vidrio portador están disponibles en las droguerías.

Causas e infección

Los conejos suelen infectarse al comer alimentos contaminados con huevos de gusanos (plantas silvestres o verduras compradas) o durante la higiene personal. Además, los conejos infectados contaminan el lugar donde viven, a través de las fases parasitarias excretadas, por lo que la reinfección (re-infección) puede producirse constantemente en caso de infestación. Así, una vez que el conejo está infectado, puede reinfectarse constantemente, especialmente con los cecotrofos. Los conejos muy sanos con un sistema inmunitario bueno, no enferman de gusanos, pero son excretores constantes y por lo tanto, ponen en peligro a los conejos que tengan un sistema inmunológico no tan bueno.

Los siguientes factores favorecen la infestación de gusanos:

kaninchenfutterung wiese 1024x576 1
Al recolectar, evite los prados con conejos salvajes, ovejas y cabras, así como las zonas de hierba muy húmedas. Las plantas de estos prados, es mejor lavarlas con agua.
  • Recoger el forraje verde en los campos frecuentados por conejos salvajes o liebres . Lavar los alimentos frescos bajo el grifo para evitar los gusanos (especialmente para prevenir las tenias).
  • Contacto con conejos que tienen gusanos.
  • Una dieta poco saludable que no se basa en alimentos frescos (especialmente los verdes).
  • Una dieta desequilibrada o excesiva (los conejos necesitan muchas sustancias vegetales secundarias).
  • Una flora intestinal no saludable, por ejemplo, debido a la medicación, la anestesia, una separación demasiado temprana de la madre, enfermedades hereditarias, etc.
  • Higiene inadecuada en el lugar donde viven los conejos, alimentación en el suelo (contacto de los alimentos con las heces), los gusanos básicamente también pasan por etapas de desarrollo fuera del cuerpo y se reabsorben a través de los alimentos contaminados.
  • Si el lugar donde viven, solo hay piso de tierra o barroso. O si tienen muy poco espacio para vivir.
  • Estrés, por ejemplo, debido a viajes, los grupos sin armonía, a la socialización, al transporte frecuente y a la toma en brazos, al poco espacio (mantenimiento en una conejera/jaula), que viva solo sin otro conejo.
  • La lluvia y la humedad (especialmente por debajo de los 10 grados) sin la suficiente protección contra el clima.
  • Otras enfermedades que debilitan al conejo (¡piensa en el síndrome del megacolon!): Los animales muy infestados casi siempre tienen una enfermedad subyacente.

Síntomas: ¿cómo se manifiesta la infestación por gusanos?

Los gusanos se alimentan de la pulpa de los alimentos en el sistema digestivo, por lo que los conejos pueden sufrir deficiencias nutricionales y emaciación (malnutrición) en caso de infestación. Esto es particularmente fatal durante el crecimiento; los animales jóvenes son más propensos a enfermar por una infestación de gusanos. Sin embargo, una infección por gusanos también puede hacerse visible a través de problemas digestivos. Puede haber diarrea, flatulencia, estreñimiento, dejan de comer, emaciación y un estado general deteriorado, a menudo con un pelaje opaco. En el caso de una infestación crónica de lombrices, los animales desarrollan una inflamación intestinal, que les provoca un estrés adicional y puede dar lugar a nuevos tratamientos.

Kaninchen HD abgemagert Arthrose Spondylose
La emaciación (perdida de peso) puede ser un signo de infestación por gusanos.

Diferentes tipos de gusanos

Estos gusanos son comunes en los conejos:

Gusanos de alfiler/gusanos verdes/óxidos (Passalurus ambiguus): La llamada pasalurosis es la enfermedad parasitaria más común en los conejos y se da en todo el mundo, tanto en conejos domésticos como en conejos salvajes. Está causada por los llamados oxiuros: en los conejos domésticos, la especie Passalurus ambiguus es relevante en este caso. A diferencia de los oxiuros de los roedores, los gusanos no suponen un riesgo para el ser humano (no hay zoonosis). El Passalurus ambiguus también pone sus huevos en el ano y puede ser diagnosticado con mayor fiabilidad con un una muestra de una cinta adhesiva y además del examen fecal.

Infestación por gusanos del estómago (grafidiosis): El gusano rojizo del estómago (Graphidium strigosum) es bastante raro en los conejos domésticos. Es un gusano estomacal rojizo y delgado. Sin embargo, mantener a los conejos al aire libre, aumenta la posibilidad de que se infecten con este gusano parasitario, especialmente si los conejos salvajes tienen acceso al jardín o si recolecta en prados con conejos salvajes. Los gusanos se encuentran principalmente en el estómago, ocasionalmente también en el intestino delgado.

Gusanos del látigo (Trichuris leporis): Los huevos de Trichuris necesitan un alto contenido de humedad en el ambiente para su desarrollo, se dan principalmente en lugares al aire libre y  húmedos.

Trichostrongyloidosis (Trichostrongylus retortaeformis): Al igual que los gusanos estomacales, los tricostrongílidos parasitan especialmente en los conejos silvestres y son muy comunes en estos animales. En los conejos domésticos, las infecciones se observan con muy poca frecuencia. Los tricostrongílidos parasitan en el intestino delgado. El desarrollo es directo, es decir, los parásitos no necesitan un huésped intermedio. Los huevos producidos por los gusanos que viven en el intestino se excretan con las heces y por lo tanto, entran en el medio ambiente. La infección se produce por vía oral a través de alimentos contaminados.

Infestación por tenias en conejos domésticos: La infestación por tenias es, afortunadamente, muy rara en los conejos domésticos, pero se da en todo el mundo. La infestación es más común en los conejos salvajes, pero las tenias también son muy raras en estos conejos. Los gusanos utilizan los llamados ácaros del musgo/ácaros del cuerno como huéspedes intermedios, que deben ser ingeridos oralmente por los conejos con su comida. Tres géneros pueden parasitar a los conejos: Cittoteania, Mosgovoyia y Ctenotaenia.

Infestación por gusanos chupadores: Los gusanos chupadores (trematodos) son extremadamente raros en los conejos domésticos. En muchos casos también es insignificante. No obstante, es posible que se produzca una infección por Fasciola hepatica (gran plaga hepática) y Dicrocoelium dendriticum (pequeña plaga hepática). El gran gusano del hígado parasita principalmente en ovejas y cabras, pero también puede infectar a otros mamíferos, por ejemplo, a los seres humanos. La prevención puede lograrse evitando los alimentos procedentes de lugares húmedos o pantanosos (distrofia hepática grande) o los alimentos procedentes de pastos donde hay ovejas (distrofia hepática pequeña). Estos gusanos tienen un ciclo muy corto, en sólo cinco días se desarrolla el gusano adulto en el intestino. Una infestación elevada puede provocar una diarrea entre mucosa y acuosa. Los animales afectados pueden estar apáticos, no es raro que presenten emaciación, pero también puede haber diarrea. Se han observado muertes. Los conejos pueden infectarse a través de alimentos contaminados u hormigas. Sin embargo, la infección sólo es posible si tienen acceso a plantas contaminadas. Por lo tanto, la infección sólo puede producirse cuando los conejos se mantienen al aire libre o se alimentan con forraje verde procedente de los prados afectados. Los conejos afectados presentan síntomas hepáticos. La inflamación del hígado o de los conductos biliares es el resultado de una infección. Los animales infectados pueden mostrar falta de apetito, emaciación, ictericia y edema. Una infestación con el pequeño gusano del hígado pasa completamente desapercibida, ya que no se desarrollan signos externamente reconocibles de la enfermedad. En la fasciolosis crónica, puede detectarse la fasciola hepática en la sedimentación.

Gusanos pulmonares (Metastrongylus, Protostrongylus): En muy raras ocasiones pueden aparecer gusanos pulmonares en los conejos, estos pueden manifestarse por problemas respiratorios persistentes y graves (estornudos/tus, sibilancias, falta de aliento, movimientos de la cabeza al respirar…), emaciación, aumento de la bebida, debilidad y a veces incluso síntomas neurológicos. El consumo de caracoles infectados y el contacto con la mucosidad de los caracoles infectados puede provocar la ingestión de larvas de gusano pulmonar. Los prados se ven afectados si han sido pastoreados por ovejas o cabras en los últimos años. En el caso de los gusanos pulmonares, el método de emigración es adecuado para detectar las larvas en las heces.

Tratamiento

medikamente verabreichen schonend e1424763317356
  • Existen diferentes formas de tratar la infestación por gusanos. También depende del tipo de gusano.
  • El tratamiento mejor tolerado y adecuado para casi todos los gusanos (excepto las tenias y los parásitos hepáticos, por ejemplo) es el tratamiento con fenbendazol (Panacur® Pet-Paste o Panacur Suspension, 20 mg/kg). Muchos conejos lo comerán voluntariamente si lo mezclas con copos de avena, o con compota de manzana-banano-avena (sin yogurt) o con puré de banano u otro alimento favorito. El ritmo recomendado es 5 – 5(-14) – 5 (dar 5 días, no dar 5-14 días, dar 5 días). En muchos casos, un solo tratamiento de 5 días es suficiente.
  • Otros fármacos comunes son el Febantel/Pirantel (Welpan®, 10mg/kg, 1-5 días o 3-14-3) y el Mebendazol (Telmin®, 20mg/kg, 3-5 días o 3(-5)-14-3(-5)), estos se utilizan especialmente cuando Panacur® no es efectivo o hay resistencia.
  • En algunos casos, el tratamiento con Imidaclopridum y Moxidectinum (Advocate®, 0,1ml/kg) puede ser útil, funciona hasta cuatro semanas y previene muy bien las reinfecciones.
  • Algunos veterinarios utilizan la ivermectina (0,4-0,5 mg/kg una o varias veces a intervalos de 14 días), pero hay que tener en cuenta que algunos gusanos ya son resistentes a ella.
  • Si hay síntomas adicionales (por ejemplo, diarrea), éstos deben tratarse también sintomáticamente.
  • Durante el tratamiento es importante mantener una buena higiene de los baños, es decir, cambiarlos completamente cada uno (lo mejor es limpiarlo todos los días) o máximo dos días (para que los conejos no se reinfecten) y limpiar a fondo el lugar donde viven, durante las fases de medicación. La desinfección no suele ser necesaria.

Tenias

  • Praziquantel 1x 10mg/kg administrado por vía oral, repetido después de 14 días.
  • Si es necesario, terapia de apoyo para la diarrea
  • Higiene de los baños (eliminar completamente/vaciar los baños cada uno o dos días), además todo el lugar donde viven los conejos, debe ser limpiado a fondo.

Gusanos chupadores

  • Closantel (dar 10mg/kg una vez por vía oral) o Fasinex.
  • Como alternativa al albendazol
  • Apoyo al hígado, por ejemplo, con extracto de cardo mariano

Prevención

Hay algunos preparados y plantas que ayudan la flora intestinal y por lo tanto, dificultan la aparición de parásitos. Estos preparados pueden ser útiles como medida preventiva o como complemento de la terapia veterinaria:

  • Extractos de hierbas o mezcla de hierbas: fórmula de gusanos AniForte.
  • Polvo de hoja de neem: El principal ingrediente activo, la azadiractina, tiene un efecto similar al de la hormona ecdisona, responsable de la muda de los insectos, e inhibe el desarrollo de las larvas. Dosificación: 25-50mg/kg de peso divididos en varias dosis al día.
  • RodiCare akut, Rodicolan, Colosan o Herbi Colan.
  • Estas plantas suelen prevenir la infestación por gusanos y pueden reducirla: tomillo, ajenjo, artemisa, tanaceto (también adecuado en grandes cantidades diarias), berros de todo tipo, hierbas, arándanos, ajo, cebolleta, cebollino, puerros, semillas de calabaza y muchas hierbas del bosque, de la pradera y de la cocina.
  • El rábano picante y el jengibre administrados durante un periodo de tiempo prolongado reducen las lombrices con mucha fuerza, sobre todo si se combinan entre sí. Hay estudios sobre esto en ovejas y perros. Estos dos componentes no siempre consiguen destruir por completo los gusanos, pero los reducen y pueden ser alimentados como medida preventiva. Son un suplemento dietético útil para los conejos que son propensos a la infestación de gusanos.

¿Desparasitación profiláctica?

Los productos a base de hierbas nombrados arriba, son muy adecuados para prevenir la infestación de gusanos.

Un tratamiento preventivo de desparasitación no tiene sentido, ya que el efecto de la medicación sólo existe en el momento de la administración. Panacur® y otros medicamentos similares no deben administrarse nunca como medicamentos preventivos, a menos que sea por indicación del veterinario (debe ser experto en conejos y uno bueno). El tratamiento sólo tiene sentido después de que el examen de una muestra de heces confirme la existencia de una infestación por gusanos o después de que se hayan encontrado gusanos en las heces contra los que este medicamento es eficaz.

¿Por qué?

Los tratamientos de desparasitación no son profilácticos, es decir, si se da un tratamiento de desparasitación aunque el conejo no tenga gusanos, por supuesto no harán nada y en los días posteriores al tratamiento de desparasitación el conejo puede contraer gusanos, ya que el tratamiento de desparasitación no es profiláctico.

Además, se puede crear una resistencia debido al uso frecuente de la medicación, lo que ha ocurrido a menudo en el pasado y ha provocado que la medicación tenga que usarse de forma más intensa (durante más tiempo y en dosis más altas) o que la medicación existente deje de funcionar.

Los conejos pueden contraer diferentes lombrices y otros parásitos intestinales (coccidia, giardia…) para los que son eficaces diferentes medicamentos. Sin una muestra fecal analizada, es imposible saber qué medicamento es eficaz.

En Dinamarca, Suecia, Finlandia, Italia y Holanda está prohibido el uso profiláctico de antiparasitarios. En este caso es obligatorio demostrar que existe realmente una infestación de gusanos antes de cada tratamiento químico de desparasitación.

Fuentes de información:

Muchas gracias al veterinario Dr. M. Hallinger del laboratorio Exomed (www.exomed.de) por su asesoramiento experto y su apoyo a este texto.

Csokai, J. (2018): Examen parasitológico fecal en conejos y cobayas. kleintier konkret, 21(S 02), 29-35.
ESCCAP (European Scientific Counsel Companion Animal Parasites) Deutschland e.V. https://www.esccap.de/parasiten/einzeller/kokzidien/kokzidien-bei-kaninchen/
Bauer, V (2006). Parasitosis del conejo. En: Boch J., Supperer R. Editor: Schnieder, T. Veterinärmedizinische Parasitolige. 6ª edición. Parey, Stuttgart. P. 561-575.
Baker D.G. (2007) Parasites of Laboratory Animals. Segunda edición. American College of Laboratory Animal Medicine, Blackwell Publishing, New Dehli.
Beck W., Pantchev N. (2006) Practical parasitology in companion animals. Pequeños mamíferos. Aves. Reptiles. Abejas. Schlütersche, Hannover.
Beck, W., Pantchev, N. (2009): „Parásitos gastrointestinales en conejos – biología de los patógenos, patogénesis, clínica, diagnóstico y control“, Kleintierpraxis 11.5 278-288.
Brendieck-Worm, C., y Melzig, M. F. (Eds.). (2018): Fitoterapia en medicina veterinaria. Georg Thieme Verlag.
Brendieck-Worm, C., Nadig, A., & Thoonsen, Y. (2018): Sobre el tratamiento de los parásitos. Journal of Holistic Veterinary Medicine, 32(03), 96-104.
Eckert J, Friedhoff KT, Zahner P, Deplazes P. (2008): Libro de texto de parasitología para la medicina veterinaria. 2ª ed. Enke; Stuttgart
Ewringmann, A. (2009): Examen fecal en conejos. Revista del asistente veterinario, 5(02), 16-17.
Ewringmann, A. (2017): Síntomas principales en los conejos: Guía de diagnóstico y terapia. Georg Thieme Verlag.
Hein, J. (2016): Diarrea en conejos-causas y terapia. kleintier konkret, 19(S 01), 2-9.
Hein, J. (2017): Enfermedades diarreicas de los pequeños mamíferos: causa, diagnóstico, terapia. Schlütersche
Kraft, W., Emmerich, I. U., & Hein, J. (2012): Sugerencias de dosificación para medicamentos en pequeños roedores, conejos y hurones. Schattauer Verlag.
Schmäschke R. (2013): El diagnóstico coproscópico de los endoparásitos en medicina veterinaria. Schlütersche; Hannover
Schmäschke, R. (2014): Examen parasitológico fecal del conejo. kleintier konkret, 17(S 01), 31-33.
Starkloff, A. 2010: Influence of weather factors and social environment on endoparasite infestation of juvenile wild rabbits (Oryctolagus cuniculus L.) Diss. Universidad de Bayreuth
Zinke, J. (2004): Tratamiento holístico de conejos y cobayas: Anatomía, patología, experiencia práctica; 14 tablas. Editorial Georg Thieme